El lenguaje corporal en la entrevista de trabajo


Cabeceras de blogs (12)

La mayoría de nosotros pensamos que lo más importante en una entrevista de trabajo es la hoja de vida y cómo comunicamos verbalmente nuestra experiencia laboral al entrevistador; sin embargo, el lenguaje corporal también es muy importante a lor largo del proceso y hoy queremos explicar el porqué.

Los gestos y movimientos que realizamos durante una entrevista dicen mucho de lo que somos, más de lo que podríamos suponer a simple vista. Un buen lenguaje corporal es fundamental para sobresalir entre los demás candidatos al cargo al que estamos aplicando. Por esta razón les traemos algunos tips que tener en cuenta sobre este tema cuando se está frente a un reclutador.

1- El saludo es algo básico y fundamental en una entrevista. Debemos hacerlo siempre firme con un apretón de manos y una sonrisa.

2- En el momento de sentarnos lo ideal es mantener una postura recta con ambos pies en el suelo. Esto proyecta una confianza en uno mismo y una mejor disposición a escuchar a la otra persona.

3- Habla claramente y con seguridad, sin necesidad de sonar prepotentes o confiados en exceso.  Cuida también no hablar demasiado rápido.

4- El contacto visual es fundamental, no hay que olvidarlo sin importar si somos nosotros o el entrevistador quien está hablando.

5- Las manos pueden ser de ayuda para enfatizar los puntos más importantes que se quieren comunicar pero no hay que abusar de ellas.

6- Aunque a veces sea complicado, es importante mantener la calma y sobre todo demostrarla. El mover la pierna mucho o gesticular demasiado, son signos positivos de estrés, lo cual puede comunicar inseguridad al entrevistador.

Una entrevista debe ser una experiencia positiva para el candidato, es una oportunidad para vender su talento y hacer una conexión con la empresa que lo está entrevistando. Por esto la preparación es clave para transmitir esa confianza y profesionalismo propia de cada uno.

Cuidemos la comunicación verbal y no verbal.

Anuncios

5 cosas que deberíamos preguntarnos si queremos emprender


Cabeceras de blogs (11).png

El post de hoy se centra en un artículo que circula en la web sobre la historia de un emprendedor que decidió dejar su trabajo de consultor para empezar su propia empresa. Al principio cuenta su historia pero más que eso, al final hace una reflexión sobre esas 5 cosas que deberíamos preguntarnos si queremos emprender. El texto está en primera persona ya que es él mismo quien lo relata, así que sin más aquí les dejamos el extracto:

Hay cinco cosas que hubiera querido preguntarme a mí mismo antes de haber iniciado este penoso viaje; cinco preguntas que considero todo futuro empresario debe responder antes de dar el primer paso hacia su propuesta empresarial:

1. ¿Estás preparado para afrontar la presión social?

Cuando uno tiene amigos y familiares que no son empresarios, estos no entienden realmente lo que uno está tratando de alcanzar, y la presión del resto de allegados será aún mayor.

Me importaba demasiado lo que la otra gente opinara de mí: tanto, que arruinó mi vida.

Era muy exigente conmigo mismo y me castigaba con largas horas de trabajo para poder anunciarle al mundo sobre mi éxito lo más pronto posible. Hasta que llegó el día en que me di cuenta de que a nadie le importaba un bledo lo que hacía. Entonces, ¿por qué debería importarme a mí?

Te reduces a los pocos segundos de atención que otra gente le dedica a leer un estado que publicas en Facebook. En 2014, nadie tiene tiempo de preocuparse por los demás en un mundo tan atestado y bullicioso.

Si te desvela lo que otros piensan de ti, desperdiciarás tu tiempo tratando de demostrar que eres exitoso en lugar de enfocarte en tu empresa emergente.

Abre los ojos. Yo abrí los míos un poco tarde.

2. ¿Eres soltero/a o tienes una pareja que te apoya incondicionalmente?

A medida que crecemos, compartimos más tiempo con nuestra pareja que con nuestros amigos o familiares. Aunque tuve la suerte de tener una novia increíble, era triste ver cómo muchos de mis amigos emprendedores se separaban de sus novias a lo largo del camino.

Tener tu propio negocio es duro: mucho más difícil de lo que pude haber imaginado. Andas hecho mi*rda con un millón de cosas en la cabeza que nadie, ni tu novia, podrá llegar a entender jamás.

Si no eres soltero/a, asegúrate de que tu pareja entienda que es normal que a veces no se tenga la mentalidad ni para un simple beso.

Sí, para un beso con lengua como debe ser.

3. ¿Tienes suficiente dinero en efectivo que te dure por lo menos un año?

¡Bien! Ahora multiplica esa cantidad por lo menos por tres porque vas a agotar tus ahorros más rápido de lo que crees. Habrá muchos gastos imprevistos: abogados, contables, iPhones o computadores rotos, etc.

Prepárate para un departamento más chico, porciones más pequeñas de comida y a contar los centavos (que jamás en tu vida habías valorado).

En los meses justo antes de que se te acabe el dinero, las cosas se tornarán especialmente difíciles y la presión aumentará tan drásticamente que no podrás conciliar el sueño.

El éxito llegará a pasos lentos, y el dinero se esfumará con rapidez. Debes ser inteligente; empieza a planear desde el primer día.

4. ¿Estás listo para dormir solo unas cuantas horas al día?

Una vez librado del mundo de la consultoría empresarial, pensé que iba a cumplir mi sueño de poder trabajar cuando yo quisiera; eso fue hasta que leí una cita de Lori Greiner:

«Los empresarios están dispuestos a trabajar 80 horas a la semana para evitartrabajar 40».

Gracias por la foto, Ian, el fotógrafo increíble.http://ianmurchison.com

Todo comenzó cuando empecé a despertarme varias veces a la medianoche. Al principio era porque estaba muy emocionado por mis ideas y porque tenía muchísimas. No podía esperar a que se hiciera de día para empezar a trabajar.

Luego llegó la etapa de la exageración. Trabajaba demasiado porque nunca me bastaba lo que hacía para desarrollar mi idea, y quería hacer más. Sin embargo, cuanto más trabajaba y más tarde me iba a la cama, más difícil se me hacía quedarme dormido y peor era la calidad de mi sueño.

A consecuencia de esto, por lo menos dos o tres días de la semana eran improductivos.

No te dejes engañar por la increíble foto de Instagram de arriba. No creas el bombo publicitario de que quienes empiezan sus propias empresas se hacen millonarios.

Entre bastidores hay días muy dolorosos, noches sin dormir y rechazo y fracaso constantes.

El camino hacia el éxito es largo. Muy largo. A veces, demasiado largo.

5. ¿Cuál es tu definición de éxito?

Cada uno de nosotros tiene prioridades diferentes en la vida. Para mucha gente el dinero es la número uno de la lista, mientras que el equilibrio entre el trabajo y la vida personal es imprescindible para muchos otros. Por tanto, la definición de éxito es distinta para todo el mundo.

La complejidad de tu recorrido se verá afectada dependiendo de cuál sea la definición que tú le des. Si lo que buscas es el dinero y el reconocimiento del público, es muy probable que afrontes momentos difíciles en tu trayecto.

Recuerda las sabias palabras de Hemingway:

«Es bueno tener un destino al cual viajar; pero es el viaje lo que cuenta al fin y al cabo».

Los empresarios exitosos no son necesariamente aquellos que recaudan millones en las rondas de inversión. Recuerda, son uno en un millón.

Hay, sin embargo, miles de soñadores en el mundo que logran dar arranque a sus empresas emergentes o que viven muy cómodamente trabajando para sí mismos y nunca llegan a los titulares de las noticias de la tecnología.

No importa qué tan j*dido te deje tu nueva empresa o cuán difícil sea, disfruta el viaje y sigue tu pasión. Tony Guskin lo explica perfectamente:

«Si no construyes tu sueño, alguien te contratará para que le ayudes a construir el suyo».

El artículo completo se encuentra en https://medium.com/espanol/como-el-haber-renuciado-a-mi-empleo-corporativo-para-crear-mi-propia-empresa-me-jodio-la-vida-f359845e213a

 

Consejos al usar LinkedIn


Cabeceras de blogs (8).png

Actualmente LinkedIn es la red social laboral por excelencia y si estamos buscando trabajo no hay duda que debemos tenerla. Si no la conoce, le recomendamos abrir una cuenta y agregar su perfil profesional en ella pues hoy en día existen muchas empresas, head hunters y reclutadores que contactan a posibles candidatos a través de esta plataforma . Adicionalmente, es un medio muy útil para ampliar la red de contactos y mejorar las expectativas profesionales.

Ahora bien, dado el crecimiento que ha tenido en los últimos años, es necesario contar con un perfil atractivo que le pueda otorgar visibilidad y que destaque entre los demás. Para ello, hoy le traemos algunos aspectos básicos que debe tener en cuenta para conseguirlo.

  1. Foto de perfil:

Aunque parece algo básico, por favor tenga en cuenta que esta es una red laboral y que por ende su foto debe reflejar su profesionalismo. No debemos incluir fotos recortadas, en eventos especiales o selfies. Ahora, tampoco tiene que ser una foto completamente rígida, podemos salir sonriendo en ella pero de una forma natural.

  1. Actualizar el perfil:

El perfil de LinkedIn no es solo la foto, sino todo el contenido del mismo. Es muy importante que regularmente lo estemos actualizando para que así este acorde a lo que estemos realizando en ese momento. Recuerde que aquí se pueden incluir logros laborales o académicos, así como las aspiraciones actuales. Así mismo no olvide poner su última experiencia profesional.

  1. Usar busquedas avanzadas.

Son recomendables cuando lo que buscamos es optimizar nuestro tiempo y encontrar oportunidades de empleo que mas se adecuen a lo que estamos buscando. Hoy en días existen algunas opciones gratuitas y otras son pagas.

  1. Unirse a grupos de manera activa

Así como en Facebook, LinkedIn también posee grupos en los cuales se tratan temas específicos. Este es un recurso que ayuda mucho para poder realizar contactos con personas completamente nuevas que probablemente tengan nuestros mismos intereses, así como también existe la posibilidad de generar nuevas oportunidades.

  1. Pedir recomendaciones y validaciones

En esta red existe un campo en el cual describimos aptitudes en las que somos buenos. Posteriormente nuestros contactos pueden validar aquellas las cuales han sido evidenciadas por ellos mismos. Además también pueden escribir recomendaciones como si estuvieran en nuestra hoja de vida. Por esta razón, podemos pedirles este tipo de solicitudes a compañeros de trabajo o superiores que puedan dejar constancia de lo que somos capaces.

  1. Compartir información de interés

Una de las formas para darle se plus a nuestro perfil es a través de compartir información que pueda ser de interés para aquellos quienes se encuentran en nuestro sector o industria. Esto ayuda a que las personas nos vean como una fuente actualizada e interesada por lo que ocurre en el exterior.

¿Cómo hacer su perfil profesional?


Cabeceras de blogs (7).png

A la hora de hacer nuestra hoja de vida, el perfil profesional viene a ser uno de los aspectos más importantes dentro de ella ya que muchas veces es lo único que leen los seleccionadores. Sin embargo se ha venido desvalorizando ya que las personas tienden a poner competencias funcionales cuando no se especifíca que es lo que el candidato puede hacer por la empresa.  Por esto es necesario tener en cuenta varios aspectos:

Lo primero es que el propósito de todo perfil profesional es el de generar interés y empatía. Y la mejor forma para lograrlo es muy fácil, decirles exactamente lo que ellos están buscando, es decir, cada hoja de vida debe ser única para cada aplicación porque cada cargo es distinto, todas las empresas buscan cosas diferentes y por ello necesitamos averiguar que es lo que necesita la organización para que así podamos plasmarlo en el perfil. Ahora bien, recuerde que no podemos mentir. Si el cargo requiere de las capacidades a,b,c y d pero usted solo posee a,b y c pues solo mencione estas tres. Mentir es el peor error en la hoja de vida.

Segundo, debe ser un párrafo con pocos renglones (máximo 5) y mucha información. Debemos ser capaces de sintetizar ideas y poder hacer un párrafo que sin ser muy extenso cuente exactamente que es lo que hacemos y de lo que somos capaces. Lo importante en un perfil profesional es que comente que experiencia y que conocimientos tiene.

Tercero, debe estar en tercera persona. Tenga en cuenta que la hoja de vida es un documento formal y por ende no puede ir escrito de otra forma.

Cuarto, todo perfil profesional empieza por lo general con la carrera y el nivel de idiomas. Pero lo continua depende de como usted lo quiera llevar. Hay dos formas de hacerlo, de forma generalista que es donde se incluyen aquellas competencias técnicas que usted posee y le sirven en general, para los cargos a los que aplica; y la especifica que requiere de haberse informado de la vacante en específico para así adaptar las capacidades tecnicas a lo que requiere la empresa.

Para conocer más sobre hacer una hoja de vida correcta, conozca el curso virtual de Hoja de vida que tiene un costo de $10.000 pesos COP en nuestra página oficial www.48dias.com.co

 

¿Qué es diseño de carrera?


Cabeceras de blogs (6)

A menudo vemos mucha gente que trabaja en lo que le toca, simplemente porque empezó donde pudo y porque la vida se le ha dado de esta manera. Esto explica que el 76% de latinoamericanos (según Workforce) están insatisfechos con su trabajo. ¿está usted en ese 76%?

Son preguntas fundamentales, las difíciles, que no nos hacemos por miedo a la respuesta:

¿Qué tan satisfecha estoy con mi trabajo? ¿Que tan segura estoy del camino laboral que estoy recorriendo? ¿Sé para dónde voy? (porque siempre sé de donde estoy escapando)

¿Tengo claro que cual es el legado que quiero dejar? ¿Tengo un trabajo rentable y apasionante? ¿Que tan seguro y estable me siento frente a mi desarrollo laboral?

El problema es que no es la primera vez que vemos estas preguntas pues el coaching está de moda y tenemos muchos prometiéndonos una mejor vida si compramos su curso. Sin embargo, la plenitud laboral no se logra con ir a un seminario un fin de semana convenciéndose de ser feliz o haciendo un proyecto de vida en fotos. Para llegar a la satisfacción laboral debemos recorrer un camino arduo, que no se logra solo proyectando deseos o soluciones inmediatistas de satisfacción.

Para lograr estar satisfechos con nuestra vida laboral necesitamos diseñar nuestra carrera. Pero, ¿Qué es Diseño de carrera?. Lo primero es entender cada palabra por separado. Ciertamente carrera NO es lo que estudiamos, eso simplemente es un diploma que certifica unas competencias. Carrera es el camino que decidimos recorrer en nuestra vida laboral. Por su parte, Diseño es la capacidad de escoger y recorrer a nuestra voluntad. Por ende, diseño de carrera es la capacidad que tenemos de alinear nuestra carrera con nuestro propósito.

Para esto, debemos tener claro que nos apasiona, que nos motiva y que talentos o competencias tenemos para poder ver encontrar se cruzan nuestras pasiones con aquello en lo que somos buenos. Este puede ser nuestro valor agregado, aquello donde fluimos. Es decir, es encontrar ese propósito que es aquello de lo que hablábamos en la entrada de la semana pasada. Sabiendo esto, podemos buscar oportunidades concretas en nuestro entorno y tomar decisiones sobre nuestra carrera.

Ahora bien, como 48 días:

  • ¿Qué queremos? Que pueda ver el mundo de oportunidades de tener un trabajo estable, rentable, lleno de propósito, ya sea como empleado o como emprendedor, pero con una alta seguridad de lo que esta haciendo.
  • ¿Qué buscamos evitar? Que tome decisiones apresuradas y se monte en el primer bus que se le aparece. Que bote millones de pesos en una maestría que no le sirve para nada. Que no sea del 66% de colombianos que no trabajan en lo que estudiaron (trabajando.com). Que renuncie a su trabajo para lanzarse a un emprendimiento que su cuñado le propuso pero usted no tiene ni idea de hacer. Que tenga que aguantar otro desastroso día en la oficina deseando que aprueben la eutanasia laboral.

En resumen, nuestro programa de Diseño de carrera busca darle las herramientas para tomar decisiones laborales, enseñándole a obtener información sobre usted y su entorno, para que pueda tener una saludable autoestima y una seguridad de lo que va a hacer en su vida laboral.

Más información:   https://www.48dias.com.co/diseño-de-carrera ó haciendo click en la imagen.

CURSO HOJA DE VIDA (4).png

Mitos de la entrevista


Cabeceras de blogs (5).png

Hablemos de los mitos de la entrevista.

  1. La persona que va a ser el futuro jefe siempre es quien toma la decisión. Hoy en día esto ya no sucede tanto porque cada jefe intenta guardar su reputación y no escoger teniendo en cuenta únicamente su decisión. Por esto es que vemos a personas de recursos humanos que también aportan con sus opiniones a si la persona debería o debería ingresar a la compañía; o también el jefe del jefe que entra dentro del proceso de selección. Por ello es importantísimo que en todas las entrevistas trate con respeto y amabilidad a quien lo está entrevistando.

  1. Frecuentemente el entrevistador siente tanta ansiedad como nosotros. Aunque parezca extraño esto sucede mucho porque el seleccionador también tiene ciertas presiones. Seguramente al entrevistador (que en este caso puede ser su próximo jefe) nadie lo ha entrenado realmente realizar una entrevista. La persona puede saber lo que necesita pero no sabe como hacerlo, como hacer bien las preguntas o como descubrir si lo que le dice el candidato es verdad. Tenga en cuenta que el contratar a alguien que no es idóneo para un cargo puede acarrear muchas complicaciones, como por ejemplo afectar un equipo de trabajo o dejar en entredicho la calidad del trabajo de esa persona.

  1. Entre mas preparado esté para una entrevista, mejor impresión dará. Esto es completamente cierto hasta un punto. No podemos debatir el hecho de que preparase para ciertas preguntas, saber que responder y haber tomado algún tipo de simulación ayuda mucho a la hora de enfrentarse cara a cara con una entrevista real. Sin embargo, esto no puede llevarse hasta el extremo. Una persona que se vea que ya sabe todo de memoria, que esta libreteada no es natural. O también puede suceder que el sobrepreparase haga que en el momento de la verdad nos bloqueemos.

  1. Debe permitir al entrevistador tomar la inciativa y hacer las preguntas. Su papel es el de contestar esas preguntas al detalle. Sí cuando es un entrevistador estructurado y sabe lo que va a preguntar. Pero si llega un entrevistador que se sienta y le dice “bueno, tiene 10 mintuos, hábleme de lo que quiera”, esto tiene que cambiar. Ojo, nuestra labor no es solo contestar las preguntas, es saber responderlas para digirla hacia donde queremos llegar pero a su vez preguntando sobre las cosas que queremos conocer.

  1. Durante la entrevista debe venderse continuamente. Aquí es donde mucha gente la embarra y sucede porque teniendo esta frase en mente, durante toda la entrevista no hacen mas que decir “míreme, míreme, míreme” y lo que termina haciendo es cansando. La persona que quiere mostrarse interesante es aquella que normalmente no es interesante y necesita mostrar lo contrario.

  1. Las primeras impresiones pueden ser su éxito o su ruina. No hay una segunda oportunidad para dar una primera buena impresión. En la forma como está vestido, en su actitud, en la forma como habla, en sus primeras palabras se determina si el seleccionador le va a poner atención o no. Primero lo veo, después lo escucho y luego lo comprendo.

  1. La entrevista le consigue el trabajo. Este es uno difícil porque todo el mundo diría que si, y en parte es cierto pero es que la entrevista NO viene sola porque vienen también las pruebas psicotécnicas, las pruebas de conocimientos, assestments y muchas otras cosas que pueden influir en la decisión. Si, la entrevista posiciona para verse como le mejor candidato pero no es el único factor.

¿Cómo encontrar mi propósito?


Cabeceras de blogs.png

Pregunta difícil que muchos han intentado responder. En este tema no hay una respuesta correcta pues cada quién es diferente. Sin embargo existen tres componentes que sin duda deben tenerse en cuenta a la hora de encontrar nuestro propósito, sobre todo en el campo laboral.

Lo primero es la pasión, que como les explicamos en el anterior blog, es aquello que nos gusta tanto que estaríamos dispuestos a realizar algún sacrificio o sufrir algún padecimiento para conseguirlo.

Sin embargo, la pasión por si sola no funciona porque a usted le puede gustar mucho bailar pero ¿y si no es bueno para esto? Casos de estos hay muchos, por ejemplo aquellas personas que se presentan en realities de canto sabiendo que no afinan ni un poquito. Y no es por ser pre juiciosos,pero hay que ser sinceros con nosotros mismos.

Por esta razón hay que empezar a buscar aquello que nos apasiona pero también en lo que seamos buenos, es decir, tengamos talento. Y aquí es probable que ya empecemos a tener que pensar un poco más en que aspecto de nuestra vida incluye ambas variables.

Pero ahora nos falta un tercer paso. Imagínese este caso: “Yo soy muy bueno y realmente me apasiona cazar pokemones.” ¿Realmente le ve alguna viabilidad esto? Es evidente la respuesta. Por eso el tercer componente es el servicio, es decir, que esta acción/actividad que yo estoy realizando realmente le sirva a alguien y ese alguien esté dispuesto a pagar por lo que yo ofrezco.

Resumiendo, un buen propósito contiene algo que nos apasiona, en lo que somos buenos y que además le sirve a alguien. 

Ahora entonces pregúntese: ¿Cual es su propósito?