YA ME CONTRATARON Y… ¿AHORA QUÉ?


Siempre encontramos artículos que nos cuentan cómo debe ser la hoja de vida o cómo prepararnos para la entrevista de trabajo, sin embargo, es menos usual preguntarnos qué debemos tener en cuenta una vez hayamos sido contratados y lleguemos a nuestro primer día. ¿Por qué? Seguramente porque damos por hecho que, si ya nos contrataron, ya hemos solucionado nuestro segundo objetivo: encontrar un empleo (recuerde el primero: lograr una entrevista).

¡Quieto ahí! Si bien usted es muy afortunado de haber logrado estos dos objetivos anteriores y la organización a la que ingreso es muy afortunada de contar con su conocimiento, podemos decir que este juego a penas comienza. Por ello, tener una estrategia y mover muy bien sus fichas desde un principio son primordiales para empezar con pie derecho.

Sus primeros días son cruciales y por tanto de entrada debemos recordar que, aunque hayamos firmado un contrato aun nos falta pasar el periodo de prueba. Es aquí donde queremos darle algunos consejos que le ayudarán en estos días y porque no, durante el tiempo que labore en esta empresa:

  1. Recuerde que el código de vestir es igual de importante que en las entrevistas, es mejor pecar por mucho y no por poco, así que vaya bien vestido y en la medida que pase el tiempo dese cuenta cómo debe ir usualmente.
  2. No se fuerce, no se apresure por darse a conocer en la organización, procure dejarse guiar para lograr entenderla.
  3. Lleve una libreta y anote los nombres y extensiones de las personas que va conociendo, seguro le van a servir y así no tendrá que preguntarlas todo el tiempo.
  4. Si le piden que lea manuales: ¡léalos!; o ir a inducción: ¡Vaya!
  5. Encuentre su “partner”, aquel que esté dispuesto a responder sus preguntas. Una vez lo encuentre, pregunte cuantas veces sea necesario, hasta que entienda los procesos y la cultura organizacional.
  6. Por último, no le dé miedo almorzar solo, en caso de no ser invitado. Es normal tomar algún tiempo mientras conoce a todos y encuentra un grupo con quién compartir.
Anuncios

Y… ¿QUÉ SI DEBO PONER EN LA HOJA DE VIDA?


Como dijimos en artículos anteriores, no todos los cargos requieren de lo mismo, ni todas las empresas son iguales ,así que, una sola hoja de vida no le servirá para todos los procesos a los que pretende aplicar. Sin embargo, si existe una estructura clara para tener una hoja de vida atractiva, fácil de leer y entender, que le permita al entrevistador tener una primera impresión del candidato.

No se complique, solo tenga en cuenta sus fortalezas, y todo su recorrido laboral, ajústelas a su hoja de vida y siga una estructura clara con las siguientes recomendaciones:

  • Información de contacto: es supremamente importante poner su nombre, celular o teléfonos de contacto, link de linkedin y correo electrónico. Toda esta información es necesaria para que el reclutador pueda comunicarse con usted.
  • Perfil profesional o áreas de competencia: recuerde que su hoja de vida es su primera impresión ante una empresa y por ello es necesario que tenga un perfil profesional, claro, corto, pero que exprese sus conocimientos y competencias.
  • Experiencia profesional: ¿De qué otra forma podrá soportar su perfil, sino cuenta que ha realizado laboralmente? Cada párrafo en este punto deberá ser conciso y explicar claramente sus funciones y logros, enfocados a lo requerido por la vacante a la cual está aplicando.
  • Formación académica: Es importante que primero ponga el título que obtuvo, luego si la institución educativa, de esta manera el reclutador podrá primero filtrar si lo que usted estudio coincide con la labor que desempeñará. Adicionalmente, recuerde escribir los idiomas que sabe y el nivel para cada uno; si ha realizado cursos para ellos como el TOFEL, ELS u otros, escríbalo.

Por último, aconsejamos poner sus pasatiempos, usted no sabe si su entrevistador comparta estas aficiones y de esta forma le pueda ayudar a simpatizar.

Una vez tenga lista su hoja de vida, lo invitamos a leer nuestros artículos: “Buscar trabajo es un trabajo”, “¿A quién o a quiénes contratan las empresas?” y “Volviendo al ruedo laboral”.

DE CARA A NUESTRO PERFIL PROFESIONAL


Si la hoja de vida es nuestra herramienta esencial para lograr nuestro primer objetivo dentro de la búsqueda de trabajo, nuestro perfil profesional es el componente principal dentro de nuestra herramienta, para alcanzar el interés de nuestro futuro entrevistador o porque no, empleador.

Pero entonces la pregunta es clara y concisa: ¿Cómo debe ser de mi perfil profesional?

Piense en las funciones que ha desarrollado, los programas en los que ha participado y los logros obtenidos; sea honesto y concreto, pero demuestre que tiene la experiencia y el conocimiento y que además está dispuesto a enfrentar nuevos retos. Investigue previamente sobre el cargo y la empresa y recoja todos aquellos aspectos que apunten a lo solicitado (Recuerde: no todos los cargos requieren de lo mismo, ni todas las empresas son iguales).

Esta información debe tener tres características importantes, por un lado, inicie indicando sus estudios, idiomas y competencias, siempre enfocándose en lo que se requiere de usted como candidato, además, no se extienda al escribir (máximo 5 renglones) y por último, debido a la formalidad que representa la hoja de vida, este párrafo debe estar escrito en tercera persona.

LA HOJA DE VIDA COMO HERRAMIENTA


Si bien buscar empleo es todo un proyecto, nuestra hoja de vida se convierte en la primera y más importante herramienta de este y como dijimos en artículos anteriores, desempolvarla y actualizarla es toda una tarea, las reglas del juego han cambiado y depende de nosotros estar al tanto de las mismas, para ello debemos tener claros los principios fundamentales de nuestra herramienta.

Como principio, es importante que usted entienda que la hoja de vida no le dará el empleo, pero si será la primera fase que le abrirá la puerta para obtener una entrevista y de esta manera lograr que lo conozcan en persona, sepan quién es usted y las habilidades que tiene para ofrecer. Nunca olvide esto, pues le dará una visión clara para lograr este objetivo.

Por otro lado, no todos los cargos requieren de los mismo, ni todas las empresas son iguales, así que si usted pensaba que una sola hoja de vida le podría servir para todos los procesos a los que pretende aplicar, está equivocado. Es importante estructurar su herramienta (hoja de vida) de acuerdo con los diferentes cargos y empresas a las que aplique.

Teniendo en cuenta el punto anterior, lo que diga su hoja de vida será vital para que el entrevistador le llame la atención y le dé la importancia que usted pretende que se le dé y de esta manera, lograr un primer contacto dentro del proceso de selección. Por ello, comprender la convocatoria y asociar las funciones que ha desempeñado y sus competencias con el objetivo que plantea el perfil, será esencial.

Por último, recuerde nuestro artículo: “Buscar trabajo es un trabajo”. Mantenga una actitud positiva y prepárese para cada entrevista.

DESEMPOLVANDO LA HOJA DE VIDA


En los últimos meses he notado que hay un gran número de personas en búsqueda de nuevas oportunidades laborales, unas porque no están contentas con su actual trabajo, otras que buscan crecimiento profesional y no lo encuentran en donde están o simplemente por una u otra razón están desempleadas. Todas ellas tienen algo en común: tendrán que desempolvar sus hojas de vida y actualizarlas, para lograr encontrar su nuevo rumbo laboral.

Usualmente para esta tarea, recurren a técnicas desactualizadas o toman como referencia hojas de vida de personas conocidas o de búsquedas por internet, sin percatarse que pueden cometer algunos errores que no les ayudarán a lograr su primer objetivo dentro del proceso, lograr conseguir entrevistas para los procesos a los que aplicarán.

Pero entonces… ¿Cuáles podrían ser los errores que no debemos cometer a la hora de hacer o actualizar la hoja de vida? Existen varios, sin embargo, mencionaremos algunos que le ayudarán:

  1. Tenga en cuenta la extensión de su hoja de vida, si supera las dos páginas usted estará en apuros. Usualmente los reclutadores tienen aproximadamente 5 minutos para leer cada hoja de vida, por lo tanto, si la suya es muy larga, se perderá el interés y no se llegará a encontrar lo que la empresa está buscando y así usted perderá una oportunidad.
  2. Fíjese bien en la ortografía, no hay nada peor que recibir cualquier documento mal escrito de parte de un profesional.
  3. Poner su estado civil es absolutamente innecesario. Recuerde que usted lo que busca es ser llamado a entrevista y este dato no será necesario para lograr este objetivo.
  4. Aunque parezca que la firma le da mayor validez a su hoja de vida, no es así. No la ponga.
  5. Dicen que la cara del santo hace milagros, por lo tanto, la foto puede convertirse en un elemento esencial, sin embargo, recuerde poner fotos serias, empresariales, que muestren su lado profesional, no fotos descontextualizadas (en la playa, de fiesta, o recortes de alguna en la que haya estado abrazado con alguien).