¿Debería renunciar para buscar un nuevo trabajo o espero?


“Hola Cesar, quería hacerte una pregunta. Actualmente estoy trabajando, pero el ambiente laboral y la situación actual en la oficina están bastante complicada, por lo que he pensado en la posibilidad de renunciar sin tener algún trabajo seguro aún. Algunas personas me han dicho que es muy negativo para una persona de selección de personal, ver que el aspirante tuvo un espacio de tiempo sin un trabajo formal… ¿Quería preguntarte qué tan cierto es esto? ¿Y si debería mejor esperar en mi trabajo actual hasta que consiga una nueva oportunidad laboral?

 

Muchas gracias y feliz día.”

 

Yo soy más de la teoría de Tarzan “no soltar una rama hasta no tener la otra en la mano”.

Hay varias razones para esto: Una persona trabajando es más deseada que una desempleada (alguien lo escogió, por eso esta trabajando).

Sin embargo, la razón más importante es el buscar con calma y sin hambre. El problema al renunciar es el “tic toc”…

Yo soy adverso al riego, y prefiero aguantar un tiempo.

Si tengo una excelente estrategia, puedo tener ofertas rápido. El tiempo que se demore en ese ambiente toxico depende más de usted y su habilidad de conseguir un nuevo trabajo.

Anuncios

Problema con la educación superior


“¿Cual consideran uds que ha sido o es un problema en la educación superior en Colombia para que la gente no consiga trabajo fácil? ¿Qué pasa en el mercado laboral?”

Puedo dar mi opinión personal.

Creo que hay una ilusión y una “obligatoriedad” de ser profesionales. Usted TIENE que ir a la universidad, simplemente porque puede. Hay muchas personas que no trabajan en lo que estudiaron y pudieron arrancar mucho antes, en vez de pasar interminables horas escuchando a profesores que no aportaron nada (son excepciones los que no aportan).

Pienso que hay mucha ilusión en lo que un estudiante define como “quiero ser“ la cual la universidad se aprovecha para reclutarlo.

Lastimosamente el “quiero” se estrella forzosamente contra la “realidad”. No es raro pensar que se habla del “mundo real vs el académico”.

Pienso que la responsabilidad no recae en las instituciones. Como todo, es un mercado. Si los usuarios fueran más inteligente y se pusieran en la tarea de investigar, no “compraría” una falsa campaña de mercadeo y comprarían donde realmente puede haber oportunidad. Es pedir mucho de un joven de 16-18 años. Pero no de los papas…

Este es mi mayor problema, por eso ahora trabajo en colegios ayudando a estudiantes tomar decisiones informadas y a padres a ser un apoyo real para esta decisión.

Candidato civil a institución militar


“Tengo una entrevista en una institución militar, como candidato civil, debo tener alguna recomendación en particular.
Gracias”

Siempre, en toda búsqueda laboral, es necesario ser empático (ponerse en los zapatos de su cliente). En este caso aún más. La tradición y costumbre militar es muy diferente a la civil. Es importante saber los rangos, maneras de trato y otras consideraciones específicas que podría impactar positivamente si se le nota en la entrevista.

Mi recomendación, siéntese con un militar que le instruya en su cultura y le cuente las diferencias entre lo civil y lo marcial. Que le ubique en lo que puede esperar al entrar a este ambiente.

De resto, recuerde que la entrevista es sobre usted ¿está preparado? ¿Conoce los incidentes críticos de su vida que lo puedan posicionar?

Es mejor hacer una especialización presencial o una virtual


Un lector nos escribe:

César buenos días:

 

Cómo está, mi inquietud es la siguiente, revisando el mercado muchas de las ofertas piden algún tipo de especialización pese a la experiencia laboral con la que se pueda contar y, aunque estudiar es más una decisión de vida que un requisito laboral, ahora me encuentro en el siguiente dilema teniendo en cuenta el presupuesto con el que cuento ¿Debo realizar una especialización presencial en una Universidad de Colombia o es mejor realizar una especialización virtual con una Universidad de otro país?. Saludos.”

 

Pregunta: ¿Está seguro de poder aprender de forma virtual? Muchas personas de nuestra generación (X o Y) somos relativamente vieja guardia en términos de tecnología y tendemos a ser presenciales.

Si lo que quiere es un aprendizaje técnico de algo, virtual debe subsanar eso.

Si desea compartir, discutir, argumentar, conocer posiciones y ampliar su red de contactos; presencial sería más adecuado para usted.

Recuerde, uno de los grandes valores de la educación está en el poderse rodear de otras personas que aportan a su desarrollo.

Como descubrir mi pasión


“Hola César, recientemente leí un artículo de la revista Forbes en el que dices: 

” ..Según mi propia experiencia, un análisis superfluo me llevó al mundo de las finanzas porque tenía habilidad en matemáticas. Pero mi pasión está en las humanidades…” Me llamó mucho la atención porque siento que de una u otra forma me pasa lo mismo, y ahora que empiezo los peldaños de mí futuro profesional pues quiero dirigir mi vida hacía el éxito que está acompañado de la felicidad y evidentemente de la pasión. Sin embargo ¿cómo hallarla y descubrirla?, y más aún cuando la experiencia es poca, y desde siempre te iba bien en todo. Sé que suena un poco petulante pero hubiese preferido sobresalir en una sola cosa y tenerla clara, que en un millón de nada (creo que me refiero a la historia del pingüino el pato y el caballo).

 

Muchas Gracias por tu respuesta”

 

Excelente pregunta. La respuesta es sencilla. La vocación no se encuentra dentro de 4 paredes. La experiencia es la que ayuda a que encontremos nuestro llamado. Se encuentra en la calle, haciendo cosas. Por eso decimos que es como encontrar marido: hay que besar mucho sapo hasta encontrar el príncipe azul.

El tema suyo viene desde un punto de ventaja. La vocación incluye la habilidad, la capacidad de ser bueno en algo, pero no lo limita. Su vocación no es solo en lo que mejor se desempeña. Esta el tema de pasión, del propósito.

Lo bueno de ser bueno en todo, es que puede hacer lo que quiera. Lo malo, y es donde creo que nos encontramos, es que debe escoger. Ahí viene el centro de todo. Ese llamado puede ser general, lo que le da mucho campo para su desarrollo. Nuestro libre albedrío nos permite escoger donde y como lo queremos hacer.

Escoger no es fácil y viene con él muchos miedos. ¿Si escojo mal? ¿Si realmente no es lo que quiero sino lo que otros esperan?

La información es poder. Y no hay mejor información que la de primera mano. Salga a probar.

Vocación


“Interesante concepto Cesar. Yo realice el seminario hace un año y me quede corta en el tema de la vocación y la manera de encontrarla. Mi pregunta va encaminada a esto último como se llega a encontrar esa vocación, como se está en esa permanente búsqueda, sin entrar en un círculo infinito al que no llegas nunca al objetivo.

 

Gracias”

Uno de los males que nos han hecho es decirnos que nuestra vocación es buscar lo que nos apasiona.

Es un mal porque esta definición está incompleta. Como viste en el taller, la vocación viene del latín vocare, de boca, es decir: llamado. Es a lo que estamos llamados a hacer.

No es solo nuestra pasión, esta es el motor para poder hacer cosas increíbles, la gasolina. El carro son las habilidades, las competencias. Por último, todo esto debe tener un propósito, un modelo económico.

Si ves, es una butaca de 3 patas (Pasión, habilidad y propósito).

Otra forma de verlo es: ¿Usted cómo va a servir a su comunidad?

Podemos verlos así: Soy bueno para algo, si me gusta y estoy apasionado por eso, voy a invertir el tiempo necesario para convertirlo en algo excelente. Por muy excelente que sea, si no encuentro un servicio o una forma de como entregárselo a mi comunidad, no habrá propósito ni sentido en lo que hago.

Sal a buscar. Comienza con la mezcla de tus pasiones con tus habilidades. Busca como eso puede ser útil para nuestra sociedad.

La búsqueda es para que seamos la mejor versión de nosotros mismos y poder entregar esto a nuestra sociedad.