¿Qué tan coherente es usted?


En el taller hacemos la diferencia entre valores y virtudes. El valor es una aspiración emocional e intelectual que tenemos. Es el “deber ser”. Por el otro lado, la virtud es el “ser”, es la aplicación continua del valor.

Ahí es donde hacemos la pregunta grande: ¿Qué tan coherente es usted?

El ejercicio es sencillo. Haga un listado de sus 10 valores principales. Analice y juzgue su frecuencia de aplicación de cada valor en una escala de 1 a 10. Si el valor tiene una aplicación menor a 6, es hora de trabajar en él.

Esta es la oportunidad que tenemos de ser mejores personas. Si desarrollamos nuestros valores, desarrollamos nuestra esencia, nuestro ser. Vale la pena, dedíquele tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s