El afán es tan bueno como malo para buscar trabajo


El afán es un arma de doble filo, tan buena como mala.

Es muy buena cuando nos pone en movimiento. Es excelente cuando hace que hagamos todo lo que tenemos que hacer para buscar trabajo con celeridad y eficiencia. El afán hace que hagamos las cosas.

Es muy mala cuando se transforma en desespero. Cuando nos mata la moral y nos quita la fe. Cuando se vuelve en pura preocupación y quedamos con una actitud de “hambre”.

La lógica es sencilla (cortesía de la abuela): No se preocupe, mejor ocúpese.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s