“¿Cree que entrenar es duro? ¿Qué tal perder?”


Es una frase de Nike. Me pone a pensar en la vida como tal. Todo el trabajo duro que hacemos en la vida es lo mismo que hacemos para entrenarnos para una maratón. Todas las penurias y fracasos que vivimos es parte de ese entrenamiento que llamamos vida. El éxito, la meta, es poder decir que la viví y la viví al máximo.

¿Sigue con miedo? A mí me daría mayor pánico que en ese último segundo de existencia yo diga: “Si hubiera” “Me hizo falta” “No valió la pena”.

Eso es terror.

Por eso soy consciente del entrenamiento en que estoy. Aunque me dé pereza levantarme. Aunque duela, voy a correr esta carrera como ninguna… Porque no hay otra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s